Asesoramiento legal online sobre tu caso

¿Sabes qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad española?

Te preguntarás qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad

Muchos dirán que sí.

Dirán que lo que se debe hacer es presentar un recurso hecho por uno mismo y, es cierto que es una opción, pero no es lo mejor qué puedes hacer si te ha deniegan la nacionalidad española.

En realidad, eso de presentar un recurso hecho por uno mismo es lo que llamo “la opción tramposa de la Administración” y que te explico en este artículo.

Para que estés preparado en caso de recibir una denegación voy a explicar de forma directa en este artículo todas las opciones que hay en caso de que no estés de acuerdo con la denegación y creas realmente que es injusta o infundada.

Vamos a analizar todas las opciones a fondo porque me parece muy interesante, como abogada, poder concretar las alternativas prácticas de las que se dispone en el caso de que algo no nos parezca bien o no estemos de acuerdo y queramos reclamar.

Estarás de acuerdo en que está muy bien saber que se tienen derechos pero, es aún mejor saber cómo hacerlos valer, porque si no, ¿de qué sirven?

Por eso, voy a compartir la información con la que podrás tomar una decisión bien pensada sobre lo que quieres y qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad española y recibes la notificación.

Qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad: alternativas

Básicamente hay 4 alternativas y voy a explicarte cada una de ellas.

Será un artículo un poco más largo, pero de mucha utilidad así que no será tiempo perdido.

Prometido.

Estas son las opciones posibles:

1.Si te deniegan la nacionalidad puedes hacer un recurso administrativo tú mismo

Esta es la opción mencionada al principio. Lo que he llamado “la opción tramposa de la administración” o si lo prefieres “la manzana envenenada que ofrece la Administración”. Se trata de un recurso administrativo. Lo va a examinar y decidir el mismo órgano que lo ha dictado así que las posibilidades de que se arrepienta de la primera decisión de denegar son realmente escasas.

Su ventaja es que no se necesita abogado. Su desventaja es la misma: que no se necesita abogado.

Por un lado, todo el mundo se alegra de no tener que pagar a un abogado para acceder a una vía de recurso como esta pero creo que sale realmente cara esta forma de pensar.

La administración sabe que no te harán caso en el 99% de los recursos y además de estar mal planteado, cuentan con que mientras esperas respuesta se te pase el plazo para recurrir judicialmente, porque como no necesitas abogado…
Un abogado, al menos un buen abogado, va a estudiar tu caso y ahorrarte esperas inútiles esperando la respuesta a un recurso que no siempre responden y mucho menos positivamente.

Además estará pendiente de que no se te pase el plazo para recurrir también judicialmente.

Todo esto sin mencionar que la defensa que va a hacer es muy superior a la que harías de ti mismo…

2.Hacer un recurso Contencioso-administrativo

Si no estás de acuerdo con la denegación, el asunto es discutible y no es posible resolver el motivo por el que te lo han denegado y volver a hacer la solicitud en condiciones diferentes, los mejor es hacer un recurso contencioso ante la Audiencia Nacional.

Por ejemplo: si te deniegan la nacionalidad por falta de demostración de una buena conducta cívica, pero sin especificar nada en concreto, no tienes antecedentes… en ese caso si vuelves a solicitar la nacionalidad ¿quién te asegura que no vuelvan a denegártela por el mismo motivo? Este es un claro caso en el que se debe presentar un recurso Contencioso-administrativo.

El recurso Contencioso-administrativo tiene la ventaja de que pase lo que pase, llegará a los tribunales ese asunto con el que no estás conforme y otras personas después también se beneficiarán de lo que tú hayas conseguido en tu sentencia.

Se necesita abogado y procurador y suele tardar un año en haber sentencia.

No hay juicio verbal así que, tu abogado será quien se encargue de toda la tramitación del recurso que es por escrito. Es un procedimiento muy cómodo para el ciudadano.

3.Volver a solicitar de nuevo la nacionalidad

Si el motivo por el que te han denegado la nacionalidad es subsanable, es decir, si puedes hacer algo para cambiarlo y que solicitándola otra vez ya no te lo denieguen por ese motivo, igual te compensa volver a solicitarla en vez de recurrir.

Esto hay que valorarlo en cada caso porque depende de las circunstancias.

4.Qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad: No recurrir

Esta es la mejor opción si no tienes interés real en conseguir la nacionalidad, simplemente estás molesto porque te lo han denegado pero no quieres luchar por conseguir la nacionalidad o en el fondo sabes que la denegación no es injusta, en ese caso, es mejor que no pierdas el tiempo con este asunto y olvides el tema.

Cualquiera de las otras opciones anteriores conlleva un esfuerzo económico y de preparación que sólo asumirá quien esté realmente interesado en reclamar si piensa que está sufriendo una injusticia.

Si no tienes interés verdadero en la nacionalidad española lo mejor es que no hagas nada, ni siquiera una nueva solicitud “por si acaso” porque sólo servirá para retrasar los expedientes de los demás.

Esto me parece una falta de respeto hacia el resto de solicitantes que sí cumplen los requisitos, tienen interés y residen en España porque son este tipo de solicitudes hechas “por si acaso” las que han producido colapsos y retrasos muy importantes en la resolución de expedientes de nacionalidad.

Estas son las opciones que tienes a tu disposición en caso de recibir la noticia de la denegación de nacionalidad española, explicadas de forma muy directa.

Ahora sabes qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad y puedes decidir qué opción prefieres seguir.

La decisión es tuya.


        SOBRE EL AUTOR

Soy Beatriz Murillo abogada especialista en Extranjería en Madrid. Como abogada ayudo a mis clientes a resolver sus problemas legales y como bloguera comparto información y experiencias con todos mis lectores.

​¡Espero que encuentres algo interesante en el Blog!