Asesoramiento legal online sobre tu caso

¿Qué hacer si el padre o madre no quiere solicitar nacionalidad para su hijo?

Como ya sabrás si estás leyendo este artículo, para poder solicitar la nacionalidad española a un menor se requiere el consentimiento de los dos padres, si es que están vivos los dos. (Si uno de ellos no está vivo bastará con presentar certificado de defunción)

Esto es así porque la adquisición de una nueva nacionalidad o incluso, el cambio de la nacionalidad de origen por otra distinta es algo a decidir por quienes tienen la patria potestad de los menores, que siempre son los dos padres.

Es importante destacar esto porque aunque solo uno de los padres tenga la custodia del menor concedida por sentencia firme, aun así, la patria potestad continua siendo de los dos padres.

En casos como este en el que las decisiones deben ser tomadas por los dos es un verdadero problema cuando los dos padres no se ponen de acuerdo porque el Registro civil va a requerir igualmente que sean los dos quienes autoricen la solicitud de nacionalidad para el menor y no valen excusas o justificaciones del tipo: “es que no quiere firmar para complicarme la vida” o “no sé donde está el padre de los niños”, etc.

Al registro Civil no le interesa eso. Lo que quiere es un consentimiento de los dos padres o en su defecto, un consentimiento judicial.

En un caso como en el que te encuentras, debe intervenir un juez para tomar una decisión por vosotros, que siempre será la que él entienda que más favorece al menor de edad.

Es indiferente que sea el padre o la madre de los niños quien se niegue a firmar su consentimiento para la solicitud de nacionalidad de los hijos. El procedimiento judicial será el mismo para resolverlo.

Necesitarás un abogado para presentar la demanda. No es un procedimiento complicado. De hecho, casi nunca tiene un buen motivo para negarse el padre que no quiere firmar su consentimiento incluso, normalmente se hace en los casos en los que se pretende llevarle la contraria al otro cuando no se llevan bien y esto perjudica, al fin y al cabo a los menores… y precisamente para estas situaciones existen los juzgados de familia y los abogados.

Así que este es un problema muy habitual y muchas veces me preguntan cómo solucionarlo y por eso he escrito este artículo: para aportar información sobre esto pero realmente, no vas a poder solucionarlo si no es con la ayuda de un abogado.

Esto mismo pasa cuando se necesita la autorización de los dos padres para la solicitud del permiso de residencia de los menores.

Es ese caso, el procedimiento será igual. Un juez debe decidir si es beneficiosa o no para el menor la solicitud de un permiso de residencia, lo cual es bastante obvio…pero se necesita una sentencia firme.


        SOBRE EL AUTOR

Soy Beatriz Murillo abogada especialista en Extranjería en Madrid. Como abogada ayudo a mis clientes a resolver sus problemas legales y como bloguera comparto información y experiencias con todos mis lectores.

​¡Espero que encuentres algo interesante en el Blog!