Asesoramiento legal online sobre tu caso

Advertencias sobre la Papeleta de conciliación por despido

Papeleta de conciliación por despido

Papeleta de conciliación por despido

papeleta de conciliación por despido

¿Te han despedido de tu trabajo y alguien te ha dicho (aconsejado) que lo que tienes que hacer es presentar (inmediatamente) una papeleta de conciliación por despido en el juzgado?

Espera. No tan deprisa.

Antes de hacer nada lee estos consejos que he preparado para que lo hagas lo mejor posible sin conocer Derecho laboral en el caso de que no contactes con un abogado.

¿Qué es una papeleta de conciliación por despido?

Lo primero que debes saber es que la papeleta de conciliación es una declaración por tu parte como trabajador de que deseas solucionar el conflicto sin necesidad de llegar a juicio.

Tanto si tu intención es llegar a juicio como si no, debes presentar la papeleta de conciliación en los casos que sea obligatorio. Aunque sepas que la empresa no va a querer negociar nada o no vayas a aceptar lo que ellos ofrezcan, aun así, debes presentar la papeleta de conciliación por despido y ASISTIR al acto de conciliación.

¿Es obligatorio presentar una papeleta de conciliación por despido?

Sí.  Aunque hay casos en los que no es necesario presentar la papeleta de conciliación por despido antes de la demanda, el caso del despido no es uno de ellos.

Si se tratara de otro asunto como un cambio de puesto, modificación de las condiciones de trabajo, disfrute de vacaciones… entonces se presentaría directamente una demanda.

Así que, resumiendo: si te han despedido y no estás de acuerdo debes empezar por presentar una papeleta de conciliación.

Plazo para presentar la papeleta de conciliación por despido

El asunto del plazo del que dispones para presentar la papeleta de conciliación por despido merece una explicación.

La ley dice que hay 20 días hábiles para que el trabajador pueda ejercitar la acción contra el despido.

Esto NO significa que tengas 20 días para presentar la papeleta de conciliación. Esto es MUY IMPORTANTE.

Significa que tienes 20 días desde el día siguiente al despido para presentar la demanda. Dentro de esos 20 días debes presentar la papeleta de conciliación pero dejando plazo suficiente para preparar una demanda por si no se llegase a un acuerdo con la empresa.

Lo que te quiero decir es que no agotes todos los 20 días ni 15.

Si es posible deja 10 días de los 20 disponibles para la demanda posterior.

Puede haber imprevistos.

Como ves la papeleta de conciliación es una cosa y la demanda laboral otra, pero comparten el plazo de 20 días.

Una vez que presentes la papeleta de conciliación, el plazo de 20 días (los que queden desde el día  de después del despido hasta el día en que entregas la papeleta de conciliación) se paralizará hasta que se celebre el acto de conciliación.

Así que, si lo presentas cuando van 19 días…sólo dejarás uno para poder presentar la demanda. No es muy recomendable porque puede pasarse el plazo sin que te des cuenta y si se pasa el plazo ya no podrás hacer nada en contra del despido.

La ley dice: “El ejercicio de la acción contra el despido o resolución de contratos temporales caducará a los veinte días siguientes de aquel en que se hubiera producido.”

Lo que traducido es “Si vas a querer reclamar un despido tienes 20 días entre papeleta y demanda para hacerlo. Empezaron a contar los 20 días desde el día siguiente al despido

Ahora que sabes el plazo que tienes (o tenías) espero que estés comprobando con un calendario cuál es la fecha límite.

NOTA: Los 20 días son hábiles, es decir, no se cuentan ni domingos ni festivos.

 

Advertencias sobre la papeleta de conciliación por despido: como rellenarla.

A continuación voy a explicarte qué es lo que creo que debes saber como trabajador sobre las papeletas de conciliación para que no tengas que lamentarte luego por haber hecho algo en tu propio perjuicio sin saberlo.

Lo primero que debo advertirte de las papeletas de conciliación es que no son lo que parece…

Precisamente, las papeletas de conciliación parecen inofensivas. Son unos formularios que miras y piensas “qué fácil”. Parece que sólo tienes que rellenar datos y ¡listo!

El recuadro para que expongas tu caso no es para que escribas lo que te dicte tu corazón sobre la empresa y cómo te han decepcionado y echado a la calle con todo lo que les has aportado y termines diciendo que no crees que esté bien despedir a alguien así o por esos motivos.

El contenido de la papeleta es fundamental para la demanda que vas a tener que hacer después si no aceptas la oferta de la empresa o si ni tan siquiera se presenta el día del acto de conciliación.

Esto es algo muy frecuente que suelen hacer las empresas pero no lo hacen porque no tienen educación (que puede ser que no tengan) o porque les viene mal el día o les ha pillado atasco. Piensa que asesorados como suelen estar las empresas, saben que si no van, si quieres algo vas a tener que demandar y la demanda va a basarse en el contenido de la papeleta de conciliación.

Saben que si la has presentado tú mismo con tu inexperiencia sobre temas legales, seguramente no lo tengan difícil para ganar en un juicio en el caso de que sigas adelante con ello.

Digamos que todo lo que no digas en la papeleta, lo que no menciones no podrás usarlo en una demanda posterior. Es como eso de “habla ahora o calla para siempre”.

 

Así que, ya sé que parece  que las papeletas de conciliación son algo hecho para que los propios trabajadores puedan reclamar sus derechos, sin tener que recurrir a un abogado.

También parece que va a ser un medio de resolución del problema rápidamente.

Parece que es sencillo, incluso hay un modelo para rellenar.

No te fíes de eso.

¿Quién sabe si aceptando una cantidad de dinero inferior a la indemnización legal con la intención de evitar más problemas no estás perdiendo la oportunidad de oro de sacar todo el partido posible a la injusticia que has sufrido?

Sería muy fácil escribir cuatro cosas sobre las papeletas de conciliación y dejar que cualquiera que lo lea se lance a la aventura de reclamar sus derechos cuando ni siquiera los conoce demasiado bien.

Sé que todo el mundo tiene una idea de sus derechos pero claro, no tiene por qué corresponder con lo que en realidad establecen las leyes que, además, van cambiando. Igual ayer tenías derecho a una cosa y hoy ya no. Hay que actualizar la información que se tiene.

Claro que no estoy diciendo que debas opinar estando de acuerdo con el contenido de las  leyes. Puedes estar totalmente en contra pero debes informarte para no salir perjudicado por la ignorancia.

Esta es la información que creo que debías saber antes de entregar la papeleta de conciliación por despido.

Ahora estás más preparado para enfrentarte a la situación de despido que crees improcedente (o injustificado) por la  que estás pasando.

 

Extractos de textos legales que regulan la conciliación laboral.
Artículo 63 Conciliación o mediación previas
Será requisito previo para la tramitación del proceso el intento de conciliación o, en su caso, de mediación ante el servicio administrativo correspondiente o ante el órgano que asuma estas funciones que podrá constituirse mediante los acuerdos interprofesionales o los convenios colectivos a los que se refiere elartículo 83 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, así como mediante los acuerdos de interés profesional a los que se refieren el artículo 13 y el apartado 1 del artículo  18 de la Ley del Estatuto del trabajo autónomo.
Artículo 64 Excepciones a la conciliación o mediación previas
  1. Se exceptúan del requisito del intento de conciliación o, en su caso, de mediación los procesos que exijan la reclamación previa en vía administrativa u otra forma de agotamiento de la misma, en su caso, los que versen sobre Seguridad Social, los relativos a la impugnación del despido colectivo por los representantes de los trabajadores, disfrute de vacaciones y a materia electoral, movilidad geográfica, modificación sustancial de las condiciones de trabajo, suspensión del contrato y reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor, derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral a los que se refiere el artículo 139, los iniciados de oficio, los de impugnación de convenios colectivos, los de impugnación de los estatutos de los sindicatos o de su modificación, los de tutela de los derechos fundamentales y libertades públicas, los procesos de anulación de laudos arbitrales, los de impugnación de acuerdos de conciliaciones, de mediaciones y de transacciones, así como aquellos en que se ejerciten acciones laborales de protección contra la violencia de género.
Número 1 del artículo 64 redactado por el número uno del artículo 22 de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral («B.O.E.» 7 julio).Vigencia: 8 julio 2012
  1. Igualmente, quedan exceptuados:
  • a) Aquellos procesos en los que siendo parte demandada el Estado u otro ente público también lo fueren personas privadas, siempre que la pretensión hubiera de someterse al trámite de reclamación previa en vía administrativa o a otra forma de agotamiento de la misma y en éste pudiera decidirse el asunto litigioso.
  • b) Los supuestos en que, en cualquier momento del proceso, después de haber dirigido la papeleta o la demanda contra personas determinadas, fuera necesario dirigir o ampliar la misma frente a personas distintas de las inicialmente demandadas.
  1. Cuando por la naturaleza de la pretensión ejercitada pudiera tener eficacia jurídica el acuerdo de conciliación o de mediación que pudiera alcanzarse, aun estando exceptuado el proceso del referido requisito del intento previo, si las partes acuden en tiempo oportuno voluntariamente y de común acuerdo a tales vías previas, se suspenderán los plazos de caducidad o se interrumpirán los de prescripción en la forma establecida en el artículo siguiente.
Artículo 65 Efectos de la solicitud de conciliación o de mediación previa. Los laudos arbitrales
  1. La presentación de la solicitud de conciliación o de mediación suspenderá los plazos de caducidad e interrumpirá los de prescripción. El cómputo de la caducidad se reanudará al día siguiente de intentada la conciliación o mediación o transcurridos quince días hábiles, excluyendo del cómputo los sábados, desde su presentación sin que se haya celebrado.
  2. En todo caso, transcurridos treinta días, computados en la forma indicada en el número anterior, sin haberse celebrado el acto de conciliación o sin haberse iniciado mediación o alcanzado acuerdo en la misma se tendrá por terminado el procedimiento y cumplido el trámite.
  3. También se suspenderán los plazos de caducidad y se interrumpirán los de prescripción por la suscripción de un compromiso arbitral, celebrado en virtud de los acuerdos interprofesionales y los convenios colectivos a que se refiere el
    artículo 83 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores o de los derivados de los acuerdos de interés profesional conforme al apartado 4 del artículo 18 de la Ley del Estatuto del trabajo autónomo.
En estos casos el cómputo de la caducidad se reanudará al día siguiente de que adquiera firmeza el laudo arbitral; de interponerse un recurso judicial de anulación del laudo, la reanudación tendrá lugar desde el día siguiente a la firmeza de la sentencia que se dicte.
Igual efecto se producirá aun cuando en el procedimiento arbitral se apreciase la incompetencia, reanudándose el cómputo de la caducidad desde la firmeza de la resolución que pusiera fin al arbitraje.
  1. Las acciones de impugnación y recursos judiciales de anulación de laudos arbitrales cuyo conocimiento corresponda al orden social, cuando no tengan establecido un procedimiento especial, incluidos los laudos arbitrales establecidos por acuerdos de interés profesional de los trabajadores autónomos económicamente dependientes, se sustanciarán, a instancia de los interesados, por los trámites del procedimiento ordinario, ante el juzgado o tribunal al que hubiera correspondido el conocimiento del asunto sometido a arbitraje, con fundamento en exceso sobre el arbitraje, haber resuelto aspectos no sometidos a él o que no pudieran ser objeto del mismo, vicio esencial de procedimiento o infracción de normas imperativas. La acción caducará en el plazo de treinta días hábiles, excluidos los sábados, domingos y festivos, desde la notificación del laudo.
De formularse la impugnación por el Fondo de Garantía Salarial, en relación con posibles obligaciones de garantía salarial, o por otros terceros posibles perjudicados, se podrá fundamentar en ilegalidad o lesividad y el plazo para el ejercicio de la acción contará desde que pudieran haber conocido la existencia del laudo arbitral.
Artículo 66 Consecuencias de la no asistencia al acto de conciliación o de mediación
  1. La asistencia al acto de conciliación o de mediación es obligatoria para los litigantes.
  2. Cuando estando debidamente citadas las partes para el acto de conciliación o de mediación no compareciese el solicitante ni alegase justa causa, se tendrá por no presentada la papeleta de conciliación o la solicitud de mediación, archivándose todo lo actuado.
  3. Si no compareciera la otra parte, debidamente citada, se hará constar expresamente en la certificación del acta de conciliación o de mediación y se tendrá la conciliación o la mediación por intentada sin efecto, y el juez o tribunal impondrán las costas del proceso a la parte que no hubiere comparecido sin causa justificada, incluidos honorarios, hasta el límite de seiscientos euros, del letrado o graduado social colegiado de la parte contraria que hubieren intervenido, si la sentencia que en su día dicte coincidiera esencialmente con la pretensión contenida en la papeleta de conciliación o en la solicitud de mediación.
Artículo 67 Impugnación del acuerdo de conciliación o de mediación
  1. El acuerdo de conciliación o de mediación podrá ser impugnado por las partes y por quienes pudieran sufrir perjuicio por aquél, ante el juzgado o tribunal al que hubiera correspondido el conocimiento del asunto objeto de la conciliación o de la mediación, mediante el ejercicio por las partes de la acción de nulidad por las causas que invalidan los contratos o por los posibles perjudicados con fundamento en su ilegalidad o lesividad.
  2. La acción caducará a los treinta días hábiles, excluidos los sábados, domingos y festivos, siguientes a aquel en que se adoptó el acuerdo. Para los posibles perjudicados el plazo contará desde que lo pudieran haber conocido.
Fuente de los extractos de artículos de la Ley de la jurisdicción social:  www.noticias.jurídicas.com  

 

 

 

 

dana - agosto 4, 2015

La empresa me ha mandado un burofax ofreciendome un cambio de puesto de trabajo a 300 km SIN DESPEDIRME, solo el traslado, y me dice que si no quiero cambiar que lo diga, que ellos me preparan la papeleta de conciliacion. Debo fiarme? Me dicen que es para que no tenga que liarme con abogados, que en cuanto se celebre el acto de concioiacion aceptaran la improcedencia. Gracias.

    Beatriz Murillo - agosto 4, 2015

    Hola Dana,yo no me fiaría desde luego. Envíame el burofax por email si quieres que lo vea.

Comments are closed