Asesoramiento legal online sobre tu caso

Una de las mejores cosas que aportan los extranjeros a España

Siempre he oído que los extranjeros “se enteraban de todos sus derechos y se beneficiaban de muchas cosas”. Lo he oído con, ¿para qué negarlo? un tono de desaprobación. Como si fuera algo reprobable pero yo pienso que es algo bueno que aportan los residentes extranjeros a España: la cultura de contar con abogados, de informarse, de conocer sus derechos e invertir en ellos.

Los españoles de origen, muchas veces creemos que no estamos necesitando un abogado.

No somos tan conscientes de que nos podría ayudar a solucionar cosas que no están como deberían.

Tal vez sea porque cuando conoces un lugar te sientes confiado y no tienes tan agudizado el sentido de autodefensa.

No lo sé, es la impresión que tengo.

Por ejemplo, con las hipotecas (Claúsulas suelo, gastos…) parece que se ha despertado mucha gente y ha ido por primera vez a consultar a un abogado, a llevarle las escrituras a que las revise… y eso está muy bien.

Los extranjeros es cierto que tienen más costumbre de tratar con un abogado sus asuntos, tal vez por el miedo a que algo salga mal y arruine sus planes o porque son más prudentes al encontrarse en un sitio que no es tan familiar como su lugar de origen.

El caso es que, hacen bien.

Se hacen bien a sí mismos y a la sociedad.

Hay que conocer qué derechos se tienen, cómo ejercerlos y tener la sana costumbre de consultar con un abogado tanto extranjeros como nacionales.

Me hace gracia siempre que un cliente me dice que es la primera vez que contacta con un abogado y que por suerte nunca lo había necesitado J

Imagino cómo sonaría eso mismo en una clínica dental.

Pero lo entiendo. Entiendo a lo que nos referimos cuando decimos con orgullo que nunca hemos necesitado un abogado. Es una forma de decir que no nos hemos metido en líos y somos personas de bien.

Pero aún está mal enfocado esto de contar con un abogado y es una pena que sea así porque podemos ayudar mucho.

Por ejemplo, hace poco fui a acompañar a un cliente a una gestión que no lograba hacer porque el funcionario le decía que no se podía y tuve que ir con él.

Estábamos teniendo una conversación sobre lo que solicitábamos, le aportamos documentación y un escrito explicando esa solicitud a su superior, con mención a la base legal de esto que pedíamos y me sorprendió lo que respondió mientras concedía lo que solicitábamos:

Dijo, literalmente (y que se me acabe la batería del ordenador antes de publicar esto si miento):

“Es que, lo que no puede ser es os conozcáis la normativa y os acojáis a ella”.

En realidad, esa es la idea y por lo que me pagan mis clientes así que, creo que sí puede ser.

Por mi parte, espero que cada vez haya más costumbre de contar con abogados para cada área.

Me imagino cómo serían las cosas de diferentes si en cada trámite con la Administración hubiera un abogado acompañando o asesorando previamente a cada ciudadano.

Me imagino que ningún ciudadano saldría de una comparecencia personal por ejemplo en la oficina del servicio público de empleo sin prueba de ello. Ya se encargaría su abogado de hacer que le sellaran un escrito de comparecencia.

Ojalá sea una costumbre española pronto la de contar con un abogado como lo hacen los extranjeros cuando se trasladan a España.

Gracias por leerlo y hasta la próxima.

PD: Para lo que hayan tenido una mala experiencia con algún abogado, la solución es sencilla. Cambia de abogado. Los hay muy buenos aunque no haya sido tu experiencia por ahora.

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: