Renovar la tarjeta de residencia de Larga duración o Larga duración UE ¿Cuál te conviene más?

Renovar tarjeta de residencia de Larga duración o Larga duración UE

¿Cuál te conviene más?

Para mi gusto, es una pérdida de tiempo la tarjeta de residencia larga duración UE. Una solución rápida, tal vez en otros momentos.

Tuvo sentido cuando nacionalizarse era imposible como plan a medio o corto plazo.

Es una solución sin duda sólo en contados casos con unas circunstancias muy concretas.

La tarjeta de larga duración UE no es una tarjeta de residencia que interese en todas las circunstancias.

En ocasiones puede ser una trampa.

Un atraso para tus objetivos personales, familiares o mejores intereses.

Tarjeta de Residencia Larga Duración UE

Imagina que te ofrecen en lugar de larga duración, que renueves y solicites la tarjeta de residencia de larga duración UE y te dicen que es maravillosa y que te sirve para toda Europa. 

Que por eso se llama así. (Explicación más obvia no la hay)

Pero no te dicen qué implica.

No te dicen que la tarjeta no es una tarjeta europea, válida en todo el territorio de la Unión Europea, sino que sólo es intercambiable.

Sólo (aunque a veces sí sea bastante interesante) te da la posibilidad de cambiarla por otra igual de otro país de la Unión Europea.

Digamos que te ofrece la posibilidad de obtener la condición de residente de larga duración, por ejemplo, en Francia.

Pero hay que solicitarlo en Francia. 

Te tiene que ser concedido ese cambio de tarjeta de residencia de larga duración UE, no es automático.

No es cierto eso que han podido decirte de que con esa tarjeta puedes trabajar en Europa.

Lo correcto es decir que con esa tarjeta, puedes solicitar trabajar en cualquier otro país de la Unión Europea.

Larga Duración UE y Nacionalidad Española

Esa tarjeta tiene ventajas pero también desventajas.

Supongamos, por ejemplo, que tu nacionalidad de origen sea marroquí, o paquistaní, o china y supongamos que llevas 7 años en España residiendo.

Podrías solicitar nacionalidad española dentro de 3 años.

Si haces uso de esa tarjeta de residencia de larga duración UE, se te dará de baja tu permiso de residencia español y perderás el tiempo previo de residencia legal y al regresar a España, empezarás a contar de cero el plazo de 10 años antes de poder solicitar nacionalidad española.

Supongamos que eres nacional de un país iberoamericano, llevas 5 años en España, vas a solicitar ya la residencia de larga duración y te planteas si no será mejor la larga duración UE por si tienes que salir a trabajar a la UE.

En ese caso, ¿no te sería mejor solicitar nacionalidad española o agilizar su resolución mediante un procedimiento contencioso?

Pienso que, tal y como se ha planteado la Ley de Extranjería, es un gran objetivo personal para los extranjeros la nacionalización.

Los beneficios son muchos.

Desde que escribí el artículo sobre las decenas de motivos para nacionalizarse, no he parado de sorprenderme con cada motivo adicional que me cuentan muchos clientes para los que estamos acelerando judicialmente su obtención de nacionalidad española por residencia.

La lista no para de crecer y todos los motivos son muy coherentes y comprensibles.

Así que, si quieres renovar a larga duración UE, hazlo pero si puedes, no la uses.

Haz lo posible por nacionalizarte, para que no te suponga un paso atrás esa tarjeta de residencia en lugar de la ventaja aparente.

¡Hasta la próxima!

Beatriz


Contacta con nosotros

la política de privacidad