Asesoramiento legal online sobre tu caso

Demandar a la Seguridad Social ¿y por qué no?

¿Piensas en demandar a la Seguridad Social?

Demandar a la Seguridad Social

 

Si has buscado información sobre cómo demandar a la seguridad social o buscas un abogado que lleve tu caso contra la seguridad social es porque tienes motivos para estar en contra de alguna resolución que la seguridad social te ha notificado.

Sea cual sea el motivo(denegación de una prestación, pensión, incapacidad, procedimiento sancionador…), debes saber que aunque es difícil cualquier caso contra la administración pública, es posible ganarlo.

En el caso específico de la seguridad social, hay una ley que regula su actuación y a la que debe ceñirse. Si no lo hace será posible demandarla con muchas posibilidades de éxito en los tribunales.

La ley que debe tener en cuenta en sus actuaciones es el  Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Vigente hasta el 01 de Junio de 2015)  y no sólo eso, debe cumplir también todo lo que establece la Ley de Procedimiento Administrativo (Ley 30/1992). Todo esto sin contar con la normativa específica aplicable a tu caso en concreto. Así que, es cuestión de buscar los defectos a las notificaciones, procedimiento y, por supuesto, a la resolución en sí.

Así que, hay dos causas fundamentales con las que se puede demandar a la seguridad social:

1.Por causa de no haber cumplido con la forma del procedimiento.

2.Por causa del contenido de la resolución con la que no estás de acuerdo.

Si la seguridad social, que no deja de ser administración pública, no cumple con el procedimiento legal es posible declarar nulo el procedimiento.

En cuanto al contenido, es también discutible casi siempre cualquier resolución de la seguridad social. Claro que hay que establecer una estrategia de defensa, localizar derechos y artículos que nos amparen, pero todo es cuestión de crear una buena estrategia.

A modo de ejemplo, esta es una lista de los derechos de los ciudadanos frente a la administración pública, lo que incluye a la Seguridad Social:

Son los que establece el artículo 35 de la Ley 30/1992 pero hay más.

Los ciudadanos, en sus relaciones con las Administraciones Públicas, tienen los siguientes derechos:

a) A conocer, en cualquier momento, el estado de la tramitación de los procedimientos en los que tengan la condición de interesados, y obtener copias de documentos contenidos en ellos.

b) A identificar a las autoridades y al personal al servicio de las Administraciones Públicas bajo cuya responsabilidad se tramiten los procedimientos.

c) A obtener copia sellada de los documentos que presenten, aportándola junto con los originales, así como a la devolución de éstos, salvo cuando los originales deban obrar en el procedimiento.

d) A utilizar las lenguas oficiales en el territorio de su Comunidad Autónoma, de acuerdo con lo previsto en esta Ley y en el resto del Ordenamiento Jurídico.

e) A formular alegaciones y a aportar documentos en cualquier fase del procedimiento anterior al trámite de audiencia, que deberán ser tenidos en cuenta por el órgano competente al redactar la propuesta de resolución.

f) A no presentar documentos no exigidos por las normas aplicables al procedimiento de que se trate, o que ya se encuentren en poder de la Administración actuante.

g) A obtener información y orientación acerca de los requisitos jurídicos o técnicos que las disposiciones vigentes impongan a los proyectos, actuaciones o solicitudes que se propongan realizar.

h) Al acceso a la información pública, archivos y registros.

i) A ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones.

j) A exigir las responsabilidades de las Administraciones Públicas y del personal a su servicio, cuando así corresponda legalmente.

k) Cualesquiera otros que les reconozcan la Constitución y las Leyes.

 

El último de los derechos que se reconocen es la clave, porque hace que en los procesos judiciales contra la administración que se llevan en los juzgados de lo social (los de asuntos laborales) cobren vital importancia todos los derechos que puedan tener los ciudadanos y que se vean vulnerados por una resolución de la Seguridad Social.

En cuanto a los temas por los que se puede demandar a la seguridad social son tan amplios… desde prestaciones por desempleo hasta pensiones de incapacidad denegadas, percepciones indebidas de prestaciones, etc.

 

Sin embargo, antes de poder demandar a la seguridad social hay que pasar por fases previas como son:

1.Presentación de alegaciones en el procedimiento

2.Reclamación administrativa previa a la vía jurisdiccional social.

3.Demanda social contra la Seguridad Social

4.Posibles Recursos contra la sentencia desestimatoria o si la Seguridad social decide recurrir la sentencia estimatoria.

En cuanto al tiempo que pueda tardar depende de muchos factores. Puede ser que tarde 5 meses en salir el juicio desde que se presenta la demanda o puede ser (según el juzgado) que tarde 1 año y medio o más.

El plazo para presentar la demanda en el juzgado es de 30 días hábiles desde la contestación a la Reclamación administrativa previa a la vía jurisdiccional social.

Si no responden en el plazo de 45 días hábiles, entonces comenzarán a contar a partir de entonces los 30 días hábiles de los que disponemos para presentar la demanda contra la resolución de la reclamación administrativa previa a la vía jurisdiccional social.

Si te encuentras en una situación en la que no estás conforme con una decisión de la Seguridad Social, te animo a que preguntes a un abogado cómo lo ve él/ella.

Si ve que se puede pelear el asunto, entonces no lo dejes pasar. Piensa que si conseguimos ganar, no sólo te beneficiarás tú de esa sentencia sino el resto de personas que después tendrán esa sentencia que se ha dictado en tu favor, también a su favor.

Es igual que cuando alguien demanda por cláusulas abusivas en un contrato a una empresa, banco, institución financiera…y gana. Después de esa sentencia ya no podrán usar esas cláusulas con nadie más en ningún contrato más. Así que si tú ganas otras personas también ganarán indirectamente.

Claro que el trabajo de demandar a la Seguridad Social lo hará un abogado, pero es fundamental para los abogados contar con la confianza de los clientes durante todo el procedimiento.