Category Archives for "Derecho administrativo"

Los 3 motivos más frecuentes de denegación de nacionalidad ¡Evítalos!

Motivos de denegación de nacionalidad más frecuentes que debes evitar cometer en tu solicitud de ciudadanía española.

Las solicitudes de nacionalidad deben hacerse de la manera más completa posible para evitar los motivos de denegación de nacionalidad.

Si se hace una presentación vaga de los documentos que se piden, es posible encontrarnos con la sorpresa de una denegación o retrasos en la resolución al requerirse documentación adicional.

Esto hace que el proceso se alargue y nadie quiere pasar años esperando una respuesta del Ministerio de Justicia

3 Motivos de denegación de nacionalidad española que debes evitar para no retrasar la obtención de ciudadanía española.

Así que, para quienes van a solicitar la nacionalidad española, voy a explicar cuáles son los 3 motivos de denegación de nacionalidad más frecuentes y cómo evitarlos:

  1. No haber acreditado la permanencia en España.

Como seguro que ya sabes, es necesario demostrar que se lleva siendo residente legal, es decir, con autorización de residencia desde hace x número de años, dependiendo del caso 10, 5, 2 o 1 año.

La residencia debe ser legal. No cuenta el tiempo desde la entrada a España si se ha estado en situación irregular, sino desde el día en que se haya obtenido un permiso de residencia.

Tampoco cuenta para esto la fecha desde la que se haya obtenido un permiso de estancia por estudios. Debe ser residencia.

Esto es fácil de acreditar, con una fotocopia del NIE.

Lo más complicado y que poca gente hace es ocuparse de demostrar que se ha permanecido en España porque una cosa es tener un permiso de residencia y otra muy distinta es haber estado residiendo en España realmente.

Este es el motivo por el que después se pide por el Ministerio de Justicia el certificado de movimientos migratorios que pocos países emiten y que tarda en llegar.

Así que, hay que demostrar por todos los medios posibles, que se ha permanecido en España, para que no haya ninguna duda y por tanto, denegación por no haber acreditado la permanencia en España.

2.No haber acreditado no tener antecedentes penales es uno de los motivos de denegación de nacionalidad más común.

Si se tienen antecedentes, hay que asegurarse de cancelarlos antes de hacer la solicitud de nacionalidad.

Si no se tienen, basta con aportar un certificado de antecedentes penales del país de origen pero ¡no debe estar caducado!

Estos documentos hay que apostillarlos, legalizarlos y traducirlos en algunos casos. Además hay que enviarlos y lleva tiempo todo eso. Es fácil que entre unas cosas y otras, se caduque. En ese caso, hay que volver a solicitar uno porque aunque sea por un día, se han visto denegaciones de nacionalidad por haber presentado un certificado de antecedentes penales caducado por 1 día. Lo mejor es no dar motivos.

3.- No haber acreditado tener una buena conducta cívica

Es necesario acreditar que se tienen ingresos porque para vivir integrado en la sociedad es necesario. El planteamiento es que si se quiere obtener la nacionalidad hay que ser un ciudadano con un comportamiento cívico, adaptado a la cultura y sociedad y por ello hay que acreditar cuáles son los medios de vida con los que se cuenta.

Estos medios deben ser lícitos. No se puede solicitar la nacionalidad si no se trabaja ni se tiene soporte familiar.

Por ejemplo, si el solicitante está casado, se admiten los medios de vida de su cónyuge. Pero si, el cónyuge tampoco tiene medios económicos, no es el mejor momento para hacer la solicitud de nacionalidad española.

Lo mismo sucede con los menores. Para su solicitud, deben aportar medios económicos sus padres, que son quienes les mantienen.

Esto se acredita con un informe de vida laboral, alta como autónomo, Declaración de la Renta, contrato de trabajo…cualquier prueba que lo demuestre.

Hay una posibilidad de declarar que se autoriza a que sea el propio Ministerio de Justicia quien consulte directamente esta información con la Seguridad Social o Hacienda y de esa manera no hace falta aportar toda esa documentación. Sin embargo, esto no es aconsejable porque si se pierde el trabajo o empeora la situación económica, lo sabrán al resolver porque estarán autorizados a consultarlo en cualquier momento.

En cambio, si se ha aportado la documentación y no se ha autorizado a que lo consulten cuando quieran, se evita que tengan conocimiento de esa variación en los medios económicos.

Como ves, para hacer la solicitud de nacionalidad española hay que tener bastantes detalles en cuenta para evitar dar motivos de denegación de nacionalidad y recibir una resolución favorable en el menor tiempo posible.

Si este post te ha sido útil, compártelo o haz clic en “me gusta”.

Ayudarás a difundir información útil para alguien más.


        SOBRE EL AUTOR

Soy Beatriz Murillo abogada especialista en Extranjería en Madrid. Como abogada ayudo a mis clientes a resolver sus problemas legales y como bloguera comparto información y experiencias con todos mis lectores.

​¡Espero que encuentres algo interesante en el Blog!

¿Merece la pena presentar un recurso de reposición? + Ejemplo recurso estimado

¿ Merece la pena presentar un recurso de reposición ?

Slide1 

El recurso de reposición es algo así como una “reclamación” contra una actuación administrativa que por algún motivo se considera por el interesado que no es adecuada.

 

Hay que tener claro que presentando un recurso de reposición se está reclamando al mismo órgano que ha tomado una decisión con la que no estamos de acuerdo así que, puedes imaginarte las posibilidades de éxito…

 

Pero no sólo las posibilidades de éxito sino que además, cuando se presenta un recurso de reposición, las probabilidades de que nunca tengamos una respuesta son altas también.

 

Por eso, es lógico preguntarse si merece la pena presentar un recurso de reposición o no hacerlo cuando se ha recibido alguna resolución administrativa con la que no sólo no estamos de acuerdo sino que entendemos que tenemos algo de razón si no, toda la razón.

 

Entonces, a la pregunta ¿merece la pena presentar un recurso de reposición?, la respuesta es: depende.

 

Si se quiere ganar tiempo, sí:

 

Muchas veces se presenta como estrategia procesal. Piensa que si recibes una resolución con la que no estás de acuerdo, tienes 2 meses de plazo para decidir, preparar y presentar una demanda o recurso contencioso.

 

Si se presenta un recurso de reposición, aunque no muy bien hecho, automáticamente se gana tiempo para decidirlo o prepararlo.

 

Piensa que hay veces que se necesita adjuntar documentación y conseguirla puede llevar tiempo así que, tiene cierta utilidad este tipo de recurso y por eso no hay que despreciarlo tan rápidamente.

 

Se trata de usar este recurso como una herramienta cuando se necesita.

 

Si se quiere reclamar pero con un coste menor que si se hace judicialmente, también es apropiado:

 

Hay veces en las que se piensa que se tiene razón pero no se está dispuesto a llegar a demandar porque no se quieren generar demasiados costes o no merece la pena, pero tampoco se quiere dejar pasar.

 




Esto no significa que se deba presentar de cualquier manera redactado. De hecho, si se hace para convencer y no para que el plazo no se nos pase, es muy recomendable que lo haga un abogado y no el propio interesado.

Los honorarios de abogado no serán los de una demanda y juicio así que, es totalmente recomendable.

 

(Créeme que se lee cada escrito hecho por uno mismo en un momento de rabia contra la Administración…)

 

Recuerda que se hace para agotar la posibilidad de: ¿y si lo leen?, ¿y si responden pronto y se soluciona el problema? Así que, sería una pena que no fuera un escrito convincente, limpio y “fácil” de leer.

 

 

Como digo, depende de varios factores el hecho de que funcione o no el hecho de presentar un recurso de reposición, que son, entre otros:

 

-Política que haya establecida en esa Administración en cuanto a los recursos.

 

-Volumen de trabajo que tengan. Puede que sea tanto que ni siquiera nadie llegue a leerlo.

 

-Personalidad de quien se encarga del expediente y examina el recurso presentado. Si es razonable, comprensivo, entiende la importancia e implicaciones que sus resoluciones tienen para los interesados.

Así que, como su nombre indica (Recurso Potestativo de Reposición), es absolutamente voluntaria su presentación así que, es una decisión que debes tomar.

Eso sí, si decides presentarlo y no responden o lo desestiman, debes tomarlo con deportividad.

Piensa que era sólo una posibilidad que has agotado.

Para que no parezca tan negativo todo este asunto de los recursos de reposición y animarte a presentarlo si estás en la situación, voy a poner como ejemplo este recurso que sí estimaron.

Tardaron unos meses y ya nos planteábamos pasar al recurso contencioso pero ¡lo estimaron! y eso es lo importante.

En este caso  concreto, se trataba de un procedimiento de administrativo de extranjería, más específicamente,  de arraigo. A la solicitante le  habían denegado la solicitud de manera que me pareció injustificado y no había necesidad de volver a hacer una nueva con los costes que supondría para mi cliente en cuanto a la nueva solicitud de documentación en su país de origen.

Por eso, en su caso, no dudé en intentar el recurso de reposición.

La otra opción era volver a hacer una solicitud pero tomamos la decisión de arriesgarnos con el recurso y funcionó.

Esta es la parte de la resolución en la que se deniega la solicitud

merece la pena presentar un recurso de reposición

Y esta es la prueba de que hay veces en las que sí responden y estiman los recursos de reposición y por tanto sí merece la pena presentar un recurso de reposición, porque hay veces que alguien los lee, tiene una buena actitud ante ellos y si ve que es algo coherente lo que se presenta, lo estima.

merece la pena presentar un recurso de reposición

 

Espero que te haya sido útil este post, si es así, compártelo. Estarás difundiendo información legal que seguro que es interesante para alguien más.

Expulsión de extranjeros ilegales por orden de Europa

Expulsión de extranjeros ilegales por orden de Europa

expulsión de extranjeros ilegales

No se trata de una noticia sensacionalista y voy a explicarla en este artículo para no crear alarma sino informar de que se ha producido un cambio en la doctrina que mantenían los jueces y magistrados en España sobre esta cuestión de qué hacer cuando un extranjero está ilegal en España.

La cuestión es que se afianza la expulsión de extranjeros ilegales como medida a adoptar por todos los países de la UE de manera generalizada.

La doctrina que mantienen los jueces son criterios que comúnmente establecen acerca de las normas y su interpretación para decidir sobre el mismo asunto de manera similar de tal forma que, todas las sentencias sigan la misma línea.

 

Esto es así porque no tendría sentido, ni sería seguro para nadie, que dependiendo del juez, la decisión pudiera ser totalmente diferente para un caso de características similares…

 

Pues bien, acerca de este asunto de qué hacer cuando un extranjero está ilegal en España, había establecida una doctrina bastante benévola, que consideraba como primera opción en la mayoría de casos, la imposición de multa en lugar de expulsión cuando se encontraba que un extranjero estaba en nuestro país de forma ilegal y éste recurría ante los tribunales.

 

La noticia es que ya se está aplicando en España la Directiva europea 2008/115/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, relativa a normas y procedimientos comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países en situación irregular, que cambia el criterio jurisprudencial y los jueces y Magistrados españoles se ven obligados a cambiar sus decisiones por lo que Europa ha dispuesto.

 

Ya no pueden elegir entre multa o expulsión de extranjeros ilegales como hacían antes.

 

Esto es porque, como sabrás, España está obligada a aplicar las Directivas europeas al igual que el resto de Estados para que haya cierta uniformidad legal en Europa.

 

Esta directiva es bastante perjudicial para los extranjeros que se ven en la situación de que estar irregulares en España y que en caso de que se les inicie un procedimiento de expulsión tendrán menos posibilidades de que si recurren a los tribunales la decisión Administrativa de Expulsión, éstos impidan la ejecución de esa resolución administrativa de expulsión de extranjeros ilegales.

 

Así que, si antes, en la legislación española se establecían dos opciones posibles cuando un extranjero no tenía papeles en España: multa o expulsión con la nueva Directiva europea, sólo se contempla como consecuencia a la estancia irregular (sin papeles) en el Espacio Schengen, la medida de expulsión.

 

Ante esta contradicción entre lo establecido en España en la Ley de extranjería y la Directiva Europea, un tribunal español preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) qué sucedía entonces con la legislación y doctrina vigente en España que era contraria a la Directiva.

 

A esto responde Europa indicándole a España que debe aplicar lo dispuesto en la Directiva, que tiene prevalencia sobre el Derecho Nacional.

 



Esto no era de extrañar teniendo en cuenta que por jerarquía de normas, la legislación europea está por encima de la legislación nacional, debiendo siempre adaptarse cada Estado a lo que comúnmente se ha establecido como Derecho.

 

De esta manera, ahora ya no se aplica la doctrina que era más beneficiosa para los extranjeros sino la impuesta por Europa.

 

Hay que resaltar que lo peor de la expulsión no es la expulsión en sí sino la prohibición de entrada que habitualmente se impone de 5 años que impide el regreso o entrada a España durante ese tiempo.

 

Extracto de la Directiva: “Los Estados miembros dictarán una decisión de retomo contra cualquier nacional de un tercer país que se encuentre en situación irregular en su territorio, sin perjuicio de las excepciones contempladas en los apartados 2 a 5.”

 

No obstante, hay algunos casos en los que no se ejecutará la “decisión de retorno” que es un eufemismo que usa la Directiva para que no suene tan grave como “expulsión”.

 

Por ejemplo, establece que no se dictará una “decisión de retorno” si se valora en el caso concreto que:

a) debe prevalecer el interés superior del niño

b) debe protegerse la vida familiar

c) debe considerarse el estado de salud del extranjero a quien se pretenda expulsar

 

También se permite que España siga concediendo autorizaciones de residencia por arraigo después de 3 años a los extranjeros en situación irregular aunque tengan una orden de expulsión anterior e incluso prohibición de entrada por causa de la orden de expulsión no ejecutada.

 

Si te ha gustado leer este post, compártelo. Ayudarás a difundir información útil para alguien más.

La Audiencia Nacional concede nacionalidades denegadas por el Ministerio de Justicia

Cuando el Ministerio de Justicia, a través de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN), deniega la nacionalidad española lo hace aplicando criterios que muchas veces no ampara o comparte la Audiencia Nacional.

Y también puede intervenir para los casos de inactividad, en los que se ha cumplido el plazo de 12 meses desde la presentación de la solicitud, no se ha obtenido respuesta con la resolución y por tanto, la solicitud se encuentra denegada por silencio administrativo.

Por esto, ante una denegación administrativa (ya sea de nacionalidad o de cualquier otra solicitud) no hay que desesperarse porque es perfectamente posible anular judicialmente esa resolución.

Es una posibilidad interesante en muchos casos porque hay veces que el Ministerio tarda 4 años en resolver un expediente y además, después de esa espera, la resolución es desestimatoria.

Recurso Contencioso Nacionalidad denegada por silencio administrativo

En el caso de que la denegación de la solicitud sea por silencio administrativo, es decir, que pasados 12 meses no hayas tenido respuesta, actualmente se están resolviendo las solicitudes tras la interposición del recurso contencioso administrativo en un plazo de entre 2 y 4 meses.

¿Qué significa silencio administrativo?

Por si no lo conoces aun “silencio administrativo” es el término que pone nombre a la situación en la que el ciudadano hace una solicitud o presenta un recurso contra una resolución Administrativa y la Administración no contesta.

Como entendemos que las solicitudes o recursos de los ciudadanos no puede ser que caigan en saco roto o que baste con hacerle oídos sordos hasta que se olvide, se establece en la Ley de procedimiento Administrativo o en la normativa específica de cada asunto, un efecto que producirá el “silencio administrativo”.

Así, que dependiendo del asunto del que se trate, si  la Administración no contesta en plazo puede ser que se establezca que el “silencio” tiene efecto:

A) Estimatorio/positivo

B) Efecto desestimatorio/negativo. (En el caso de las solicitudes de concesión de nacionalidad española el efecto es desestimatorio).

¿Por qué agilizar el procedimiento de nacionalidad? ¿Por qué se hacen tantas agilizaciones de nacionalidad? ¿Realmente funcionan? ¿Merece la pena invertir dinero en ese procedimiento?

Bien, estos son los motivos, a grosso modo, más frecuentes por los que los solicitantes que presentaron su solicitud mediante el procedimiento telemático o Registro Civil hace más de 12 meses, contratan el servicio de recurso contencioso contra la denegación por silencio administrativo de la solicitud de nacionalidad española por residencia que hicieron correctamente.


Por decenas de motivos

1.- Porque la vida no para, o mejor dicho, el tiempo. Tampoco las oportunidades esperan.

2.- Porque no se puede estar esperando años un documento al que se tiene derecho desde hace mucho tiempo y se necesita para comenzar otras cosas.

3.- Porque se quiere opositar y al no poder hacerlo se pierden oportunidades.

4.- Porque el pasaporte venezolano caducará dentro de poco y… no hace falta decir más.

5.- Porque el pasaporte español facilita las cosas.

6.- Por el Brexit, que está cerca.

7.- Porque sus hijos lo tendrán más fácil o tal vez la palabra no sea fácil pero sí favorable, al menos.

8.- Porque tener DNI español evita otros trámites y lo simplifica todo.

9.- Porque se quiere votar en las próximas elecciones generales y se desea poder participar.

10.- Porque se está cansado de esperar, de tener ese asunto pendiente.

En fin, por decenas de razones.

La agilización de nacionalidad antes del procedimiento mediante tramitación telemática (Las de 2015 y anteriores)

Lo primero que debes saber es que la agilización de nacionalidad no es algo nuevo.

Sí es algo que este año estamos haciendo mucho más que antes porque gran parte de los solicitantes de nacionalidad lo necesitan y el nuevo procedimiento lo permite hacer en todos los casos.

Es algo que yo, particularmente, ya hacía antes del plan nuevo de nacionalidad, pero sólo con los clientes que habían presentado recursos de reposición contra denegación de nacionalidad y no obtenían respuesta, porque sólo en ese momento entraba en juego el silencio administrativo.

Era así para las solicitudes de nacionalidad que se habían presentado en papel, antes de la entrada en vigor del RD 1004 /2015, de 6 de noviembre, de tramitación telemática de nacionalidad por residencia.

Antes de eso, mientras no existía resolución por parte del Ministerio de Justicia, no se podría hacer nada más que esperar. Por eso creo que ahora, a pesar de todo, los nuevos solicitantes tienen más suerte.

La agilización de nacionalidad ahora, con las solicitudes de nacionalidad telemáticas (finales de 2015, 2016, 2017 y desde enero de 2019, las de 2018)

Ahora que todas las solicitudes se encuentran denegadas por silencio administrativo a los 12 meses desde su presentación, le hemos llamado para simplificarlo “procedimiento de agilización de nacionalidad” pero es realmente un procedimiento judicial. Un procedimiento, en concreto, contencioso-administrativo.

No hay que tener miedo a demandar a la Administración, pero tampoco se puede hacer de cualquier manera.

En mi despacho, nos dedicamos íntegramente al área de Derecho Administrativo, no sólo a extranjería, y llevamos procedimientos contenciosos de otros asuntos y son procedimientos que tardan 2 años o en algunos casos, por lo que recomiendo al 100% este procedimiento por ser excepcionalmente efectivo.

Por la rapidez y eficiencia de este procedimiento, que es casi excepcional en la justicia española y su famosa lentitud, me sorprende aún que muchos solicitantes de nacionalidad no sepan ver que, el hecho de que mediante un procedimiento contencioso tengamos una solución a su expediente en 2 o 3 meses es un gran privilegio.

Entiendo que no debería pasar, en un mundo ideal donde todo funciona perfecto y hay medios de sobra, que no se resolvieran las solicitudes en plazo por parte del Ministerio de Justicia pero dentro de la situación de gran atasco en el que se encuentra su expediente de nacionalidad, el hecho de que exista una alternativa es una buena noticia.

Voy a poner un ejemplo de un caso que no puede acudir a la Audiencia Nacional porque la competencia para llevar la demanda no es suya sino de otro Juzgado.

Tengo en tramitación ante ese otro juzgado un procedimiento de nacionalidad denegada mediante la ley de memoria histórica y llevo esperando a que llegue la fecha de ese juicio 3 años.

Por eso, sinceramente, creo que a los solicitantes de nacionalidad del plan de tramitación electrónica les pasa eso de que “los árboles no les dejan ver el bosque”.

Tienen acceso a tal vez, la única vía de justicia express de España en estos momentos con el procedimiento contencioso contra desestimación de nacionalidad por silencio administrativo y no lo están sabiendo valorar.

Algunos se quedan en esa queja inútil de qué lenta es la Administración, me gustaría que el mundo fuera perfecto, me respondieran bien y pronto y...eso, ahora mismo, hay que exigirlo y se exige en un Tribunal.

Para reclamar esto en un tribunal se necesita abogado y procurador. (El cliente no se desplaza, no tendrá que acudir...todo lo hacen los profesionales a los que otorga un poder notarial para ello)

Para eso estamos los abogados.

Elige uno que comprenda tu caso.

Que esté especializado.

Sepa revisar primero (muy importante) la solicitud que hiciste.

Que domine los términos jurídicos más básicos. Digo esto porque el otro día escuché a otra abogada decir que le iban a CORTEJAR los documentos. Por favor, los documentos no se cortejan. Se COTEJAN.

Bueno y ya que estamos, otra más grave aun, si cabe: hablaba de CONCEPCIÓN de la nacionalidad en lugar de CONCESIÓN de la nacionalidad.

Es triste oír esos atropellos al diccionario viniendo de un abogado porque cuando estamos trabajando se nos llama letrados y un letrado no puede defender a sus clientes siendo un iletrado que confunde concepción con concesión.

¿En qué consiste esa agilización de nacionalidad mediante procedimiento de recurso contencioso?

Voy a explicar brevemente en qué consiste la agilización de nacionalidad mediante procedimiento de recurso contencioso ante la Audiencia Nacional.

No considero necesario entrar en demasiados detalles sobre cuestiones procesales ( tipos de resoluciones del Tribunal, organización de la Audiencia Nacional en secciones, etc) así que, resumiré en lo fundamental que como demandante debes saber:

Fase 1 - Revisión del expediente presentado antes de presentar recurso contencioso administrativo de nacionalidad

Debe ser correcta tu presentación.

Si no lo es, no tiene sentido esperar que mediante este procedimiento se logre una concesión.

La agilización agiliza el resultado.

En algunos caso se puede corregir lo que esté mal, mediante subsanación de la solicitud de nacionalidad española por residencia pero en otros es irremediable.

Por esto es importantísimo que consultes primero si en tu caso, previa revisión de tu solicitud, se puede hacer o no y que te lo digan con conocimiento del tema y honestidad.

Fase 2 - Anuncio de recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional

Si la solicitud estaba bien o se ha podido subsanar, se presenta anuncio de recurso o demanda (como se le prefiera llamar) ante la Audiencia Nacional.

Fase 3 - Resolución o envío de expediente a la Audiencia Nacional

Si la solicitud está bien, antes de llegar a presentar demanda, el Ministerio de Justicia, en concreto la DGRN, concederá la nacionalidad española en vía administrativa.

recurso contencioso Nacionalidad concedida julio 2018
recurso contencioso Nacionalidad concedida mayo 2018

Fase 4 - Presentación de demanda contencioso administrativa

Sólo en los casos en los que el Ministerio de Justicia tenga un motivo real para denegar esa solicitud, habrá que presentar demanda/recurso y éste se resolverá mediante Sentencia por los Magistrados de la Audiencia Nacional.

En ese momento, las opciones son dos: volver a solicitar la nacionalidad y esperar los 12 meses que tiene la DGRN y agilizar la resolución por vía judicial para que se resuelva el nuevo expediente o presentar demanda Contencioso-Administrativo ante la Audiencia Nacional, que suele tardar 1 año, aproximadamente.

Demanda contencioso administrativa ante la Audiencia Nacional por denegación de nacionalidad española (Caso real, concedido)

Como no se suele explicar este asunto de los recursos ante la Audiencia Nacional, voy a poner un ejemplo real de la concesión de nacionalidad por la Audiencia Nacional cuando el Ministerio de Justicia se la había denegado.

El caso es el siguiente:

Un ciudadano de nacionalidad marroquí, solicitó la nacionalidad por residencia después de cumplir con los 10 años de residencia legal previa en España. El problema fue que en su expediente, constaba el informe del Registro Civil que le hizo la entrevista sobre integración que le favorecía nada….y de hecho, por causa de ese informe le fue denegada la nacionalidad.

(Ahora, con la reforma del procedimiento de solicitud de nacionalidad española esto no será un problema porque no habrá que pasar por entrevistas personales sino que han sido sustituidas por el examen tipo test del Instituto Cervantes)

El informe decía cosas sobre el solicitante como:

“entiende con dificultad y habla mal la lengua castellana” (SIC) “desconoce en lo más básico todo lo referente al sistema de gobierno, autoridades, poderes del Estado, división territorial, costumbres, fiestas, comidas, etc…., todo ello pese a manifestar que lleva residiendo en España desde hace diez años y medio” (SIC)

( “ SIC” son las siglas que se ponen cuando se quiere indicar que lo que se acaba de citar entre comillas es literal, aunque no lo parezca…)

Pues bien, pese a que se podría pensar que con tan malas referencias del Registro Civil la Audiencia Nacional no le concedería jamás la nacionalidad a este ciudadano, no ha sido así y contra todo pronóstico…¡la Audiencia Nacional le ha concedido la nacionalidad anulando la denegación hecha por la DGRN!

Es realmente sorprendente pero hay algunos motivos por los que en este caso los Magistrados han tomado esa decisión:

1.Uno de los requisitos para la concesión de nacionalidad es la buena conducta cívica y un buen grado de integración.

Precisamente la falta de integración fue el motivo de denegación pero, considera la Audiencia Nacional que estos dos requisitos son difíciles de evaluar y que la Administración no debe decidir sobre ellos de forma arbitraria, es decir, según le parezca en cada caso…

Esto es importante porque invalida la idea de que el Ministerio de Justicia pueda tomarse la licencia de decidir con libertad o arbitrariedad sino que debe examinar cada caso y tomar la decisión más justa en cada situación. Debe evaluar el expediente en su conjunto y razonadamente tomar una decisión.

2.En este caso, por ejemplo, dice la DGRN en la denegación que no estaba suficientemente integrado el ciudadano y que no conocía lo básico del país. Esto le ha sorprendido a la Audiencia Nacional porque lleva 10 años en España, más de 8 de ellos trabajando y por tanto, cree suficientemente integrador este hecho y suponen los Magistrados que en estas condiciones, una persona conoce al menos lo básico del funcionamiento de un país, al menos como lo pueda conocer otro ciudadano español de origen.

3.También ha sido crucial en este caso la sospecha de los Magistrados de la Audiencia Nacional de que se hubiera exigido un conocimiento “excelente” al solicitante. Como no existían pruebas suficientes para demostrar que se le había entrevistado sobre lo “básico” eso les hace dudar de que la integración acreditada por el solicitante no fuera suficiente para concederle la nacionalidad, teniendo en cuenta que se trata de un hombre de nacionalidad marroquí en trámites de matrimonio con otro hombre.

Esto hizo dudar a la Audiencia Nacional de la falta de integración ya que no es habitual esto en un hombre marroquí que respondiera realmente a las características de un extranjero marroquí no integrado.

En definitiva, en caso de recibir una denegación que no sea claramente justificada, merece la pena intentar esta vía del Recurso Contencioso-Administrativo ante la Audiencia Nacional.

Se puede estar de acuerdo o no con las interpretaciones de la Audiencia Nacional pero al menos, existe la posibilidad de exponer el caso y que sea examinado razonadamente, considerando los matices y que la decisión tomada sea más estudiada que la del Ministerio de Justicia.

Por otro lado, es cierto que es posible que después de hacer el recurso y esperar 1 año aproximadamente la sentencia, el resultado no sea el esperado y se deniegue la nacionalidad igualmente por la Audiencia Nacional, pero si no se intenta no se sabrá nunca lo que habría decidido en ese caso la Audiencia Nacional.

Si no se hubiera intentado... ¿qué habría pasado con todas las nacionalidades denegadas por el Ministerio de Justicia ?

Hasta la próxima,

Beatriz

P.D Si han pasado más de 12 meses desde que presentaste tu solicitud de nacionalidad española ya puedes iniciar el procedimiento de agilización por vía judicial para obtener respuesta a tu solicitud. 

la política de privacidad



        SOBRE EL AUTOR

Soy Beatriz Murillo abogada especialista en Extranjería en Madrid. Como abogada ayudo a mis clientes a resolver sus problemas legales y como bloguera comparto información y experiencias con todos mis lectores.

​¡Espero que encuentres algo interesante en el Blog!

¿Sabes qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad española?

Te preguntarás qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad

Muchos dirán que sí.

Dirán que lo que se debe hacer es presentar un recurso hecho por uno mismo y, es cierto que es una opción, pero no es lo mejor qué puedes hacer si te ha deniegan la nacionalidad española.

En realidad, eso de presentar un recurso hecho por uno mismo es lo que llamo “la opción tramposa de la Administración” y que te explico en este artículo.

Para que estés preparado en caso de recibir una denegación voy a explicar de forma directa en este artículo todas las opciones que hay en caso de que no estés de acuerdo con la denegación y creas realmente que es injusta o infundada.

Vamos a analizar todas las opciones a fondo porque me parece muy interesante, como abogada, poder concretar las alternativas prácticas de las que se dispone en el caso de que algo no nos parezca bien o no estemos de acuerdo y queramos reclamar.

Estarás de acuerdo en que está muy bien saber que se tienen derechos pero, es aún mejor saber cómo hacerlos valer, porque si no, ¿de qué sirven?

Por eso, voy a compartir la información con la que podrás tomar una decisión bien pensada sobre lo que quieres y qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad española y recibes la notificación.

Qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad: alternativas

Básicamente hay 4 alternativas y voy a explicarte cada una de ellas.

Será un artículo un poco más largo, pero de mucha utilidad así que no será tiempo perdido.

Prometido.

Estas son las opciones posibles:

1.Si te deniegan la nacionalidad puedes hacer un recurso administrativo tú mismo

Esta es la opción mencionada al principio. Lo que he llamado “la opción tramposa de la administración” o si lo prefieres “la manzana envenenada que ofrece la Administración”. Se trata de un recurso administrativo. Lo va a examinar y decidir el mismo órgano que lo ha dictado así que las posibilidades de que se arrepienta de la primera decisión de denegar son realmente escasas.

Su ventaja es que no se necesita abogado. Su desventaja es la misma: que no se necesita abogado.

Por un lado, todo el mundo se alegra de no tener que pagar a un abogado para acceder a una vía de recurso como esta pero creo que sale realmente cara esta forma de pensar.

La administración sabe que no te harán caso en el 99% de los recursos y además de estar mal planteado, cuentan con que mientras esperas respuesta se te pase el plazo para recurrir judicialmente, porque como no necesitas abogado…
Un abogado, al menos un buen abogado, va a estudiar tu caso y ahorrarte esperas inútiles esperando la respuesta a un recurso que no siempre responden y mucho menos positivamente.

Además estará pendiente de que no se te pase el plazo para recurrir también judicialmente.

Todo esto sin mencionar que la defensa que va a hacer es muy superior a la que harías de ti mismo…

2.Hacer un recurso Contencioso-administrativo

Si no estás de acuerdo con la denegación, el asunto es discutible y no es posible resolver el motivo por el que te lo han denegado y volver a hacer la solicitud en condiciones diferentes, los mejor es hacer un recurso contencioso ante la Audiencia Nacional.

Por ejemplo: si te deniegan la nacionalidad por falta de demostración de una buena conducta cívica, pero sin especificar nada en concreto, no tienes antecedentes… en ese caso si vuelves a solicitar la nacionalidad ¿quién te asegura que no vuelvan a denegártela por el mismo motivo? Este es un claro caso en el que se debe presentar un recurso Contencioso-administrativo.

El recurso Contencioso-administrativo tiene la ventaja de que pase lo que pase, llegará a los tribunales ese asunto con el que no estás conforme y otras personas después también se beneficiarán de lo que tú hayas conseguido en tu sentencia.

Se necesita abogado y procurador y suele tardar un año en haber sentencia.

No hay juicio verbal así que, tu abogado será quien se encargue de toda la tramitación del recurso que es por escrito. Es un procedimiento muy cómodo para el ciudadano.

3.Volver a solicitar de nuevo la nacionalidad

Si el motivo por el que te han denegado la nacionalidad es subsanable, es decir, si puedes hacer algo para cambiarlo y que solicitándola otra vez ya no te lo denieguen por ese motivo, igual te compensa volver a solicitarla en vez de recurrir.

Esto hay que valorarlo en cada caso porque depende de las circunstancias.

4.Qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad: No recurrir

Esta es la mejor opción si no tienes interés real en conseguir la nacionalidad, simplemente estás molesto porque te lo han denegado pero no quieres luchar por conseguir la nacionalidad o en el fondo sabes que la denegación no es injusta, en ese caso, es mejor que no pierdas el tiempo con este asunto y olvides el tema.

Cualquiera de las otras opciones anteriores conlleva un esfuerzo económico y de preparación que sólo asumirá quien esté realmente interesado en reclamar si piensa que está sufriendo una injusticia.

Si no tienes interés verdadero en la nacionalidad española lo mejor es que no hagas nada, ni siquiera una nueva solicitud “por si acaso” porque sólo servirá para retrasar los expedientes de los demás.

Esto me parece una falta de respeto hacia el resto de solicitantes que sí cumplen los requisitos, tienen interés y residen en España porque son este tipo de solicitudes hechas “por si acaso” las que han producido colapsos y retrasos muy importantes en la resolución de expedientes de nacionalidad.

Estas son las opciones que tienes a tu disposición en caso de recibir la noticia de la denegación de nacionalidad española, explicadas de forma muy directa.

Ahora sabes qué puedes hacer si te deniegan la nacionalidad y puedes decidir qué opción prefieres seguir.

La decisión es tuya.


        SOBRE EL AUTOR

Soy Beatriz Murillo abogada especialista en Extranjería en Madrid. Como abogada ayudo a mis clientes a resolver sus problemas legales y como bloguera comparto información y experiencias con todos mis lectores.

​¡Espero que encuentres algo interesante en el Blog!