Alegaciones a un procedimiento sancionador del Servicio Público de Empleo

Alegaciones a un procedimiento sancionador del SEPE.

Cuando el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) te notifica una resolución de propuesta de sanción lo que está queriendo decir es que tiene pensado sancionarte y que si no les demuestras que no deben hacerlo o que no es legal hacerlo, lo harán.

Seguramente que si estás leyendo este artículo es porque te ha llegado una notificación del SEPE en la que te proponen algo que no te gusta: devolver unos miles de euros, extinguir tu prestación…

 

Te dan por lo tanto la oportunidad de presentar alegaciones en el plazo de 10 o 15 días hábiles.

Ellos te dan ese plazo y yo, como abogada, te voy a dar información  clave  sobre cómo debes enfocar este asunto de las alegaciones y así tratar de evitar que cometas el error de presentar unas malas alegaciones.

El escrito de alegaciones es una oportunidad de oro para conseguir resolver el problema pronto. Si no lo conseguimos solucionar en ese momento, el problema será más duradero porque habrá que llegar probablemente a juicio.

Cómo hacer alegaciones a un procedimiento sancionador del Servicio Público de Empleo o SEPE

Esto es lo que debes saber de las alegaciones a un procedimiento sancionador del SEPE:

Primero, la definición de lo que vas a hacer: alegar.

Alegar según la RAE es “exponer méritos, servicios, etc., para fundar en ellos alguna pretensión”. Otra acepción es “argumentar oralmente o por escrito hechos y derechos en defensa de una causa”

Esta es la clave. Alegar hechos y en base a ellos los correspondientes derechos.

Este es un ejemplo de lo que quiero decir:

CUARTA.- En ningún momento se me requirió más información en el momento del procedimiento en el que ha de hacerse. Si se me hubiera requerido habría facilitado o subsanado el error formal.(HECHO)

Apoya esto el artículo 35.f de la ley de procedimiento administrativo establece el derecho de no presentar documentos no exigidos. No sabía que debía presentar nada más y de hecho aún desconozco cómo podría haber evitado la concesión si no sabía que podrían revocarla.

(DERECHO)

 

En el ejemplo se ve claramente cómo se hace una alegación siguiendo siempre que sea posible la secuencia HECHO-DERECHO.

 

Además de primero ver los hechos que vas a  alegar y aparejarles los derechos oportunos debes saber que te han dado un plazo para presentar alegaciones pero no te dan ese plazo porque realmente les interese oírte o leerte mejor dicho. Nada de eso. Te dan el plazo porque la ley les obliga.

 

Durante ese tiempo (10 o 15 días hábiles) hay que comprobar si es realmente es posible que el SEPE te sancione, que la notificación está bien hecha y que no ha prescrito.

Una vez hechas las primeras comprobaciones hay que trabajar en las alegaciones.

Este es un trabajo que no todo el mundo comprende.

Personalmente creo que es un arte. Crear una buena demanda, unas buenas alegaciones son un trabajo laborioso. Creo que es un trabajo que hay que hacer con imaginación conocimiento de las leyes y estrategia.

Si se tiene tiempo de sobra mejor. Es algo bueno tener varios días para darle vueltas. Que en el momento de presentaras no se nos haya escapado nada.

Muchas personas creen que pueden presentar alegaciones por sí mismas y se equivocan. Es una posibilidad, claro que sí, pero creo que es una trampa para los ciudadanos en la que caen una y otra vez.

Algunos dirán que  tampoco hace falta  estudiar Derecho  cinco años para saber lo que quiero decir en unas alegaciones si sé perfectamente qué ha pasado.

Ahí es precisamente donde está el error. Puede que se tenga claro lo que se quiere decir, pero eso no significa que se deba decir ni que se conozcan las implicaciones que tendrá lo que se diga.

Cuando te sea denegada tu solicitud, tendrás que llegar a juicio y ahí, el abogado del Estado que va a defender la resolución del SEPE va a utilizar lo que dijiste en las alegaciones en tu contra.

Por eso creo que al hacer unas alegaciones, por más simple que parezca el caso, hay que pensarlas bien y siempre con vistas a que, si no convencen, habrá que plantear una demanda y ésta tiene que estar bien argumentada.

Otro truco importante. Añadir un poco de sentimentalismo a las alegaciones. Pero debe ser sutil.

Las alegaciones deben tener una parte de legalidad y otra que sutilmente conmueva a quien las lee y decide.

A continuación tienes la descripción de dos tipos de malas alegaciones.

Las primeras hacen que quien las lee vea detrás a una persona que no para de llorar.

Las segundas hacen que quien las lea vea detrás a una persona que va “con un cuchillo entre los dientes”.

Lo primero dará pena (pero no será muy favorable) y lo segundo causará rechazo.

No se pueden hacer unas alegaciones que den pena, ganas de llorar y sean totalmente sentimentales porque van a provocar lo siguiente: “ay, ¡qué pena!,¡vaya situaciones hay! Pero claro, la ley es para todos así que sintiéndolo mucho…no son motivos”

No se pueden hacer unas alegaciones que al leerlas parezca que llevamos el cuchillo entre los dientes. Eso provocará rechazo en la persona que resuelve el procedimiento. Se entenderán como que les estamos retando a un juicio. Sólo perdemos nosotros con esta actitud. Debemos intentar conciliar, bajar el nivel de exigencias…

 

Así que hay que sensibilizar en una dosis justa y defender nuestros derechos sin excesos de chulería.

En internet hay modelos de alegaciones pero eso no es lo importante.

Lo importante no es el encabezamiento o la forma del escrito sino el contenido. El contenido tiene que estar seleccionado estratégicamente pero no debe parecerlo.

 

¿Y si no me han dado la posibilidad de hacer alegaciones?

En el caso de que no se nos permitiera hacer las alegaciones sino que se nos notificara directamente la resolución final del procedimiento, entonces podríamos impugnar el procedimiento solicitando la declaración de nulidad por lo que establecen los siguientes artículos.

  1. Que los ciudadanos tienen derecho a hacer alegaciones y participar a sí en el procedimiento.
  2. Que un procedimiento será nulo si no se ajusta a los requisitos de tramitación legal establecido para cada procedimiento.

 

Si te han dado plazo para hacer alegaciones a un procedimiento sancionador del SEPE y quieres que me encargue de preparar las mejores alegaciones que se puedan hacer para tratar de evitar la sanción, envíame la carta que te han notificado y cuéntame qué ha pasado.

Me pondré en contacto contigo a lo largo del día enviándote el presupuesto.

[contact-form-7 404 "Not Found"]